Search
  • Martin Inthamoussu

Cultura y cambio climático

En 2016 el Sena creció inundando Paris (Francia). Las aguas amenzaban con entrar a las casas y, como consecuencia de esa ameza, los museos del Louvre y d ’Orsay cerraron sus puertas y las obras de arte de los primeros pisos se llevaron a los pisos más altos. Luego de estar en alerta "naranja" por inundaciones fueron varios los monumentos históricos afectados.


En 2019, según informaba EFE, las inundaciones en Venecia (Italia) dañaron el centro histórico de esta ciudad, la cuál es Patrimonio de la Humanidad. El Teatro histórico fue afectado en este mismo episodio. El agua dañó la basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, las Procuradurías de la plaza, el Museo Napoleónico y el monumento de La Partisana.


En este mes en el que tanto se habla del medio ambiente y el cambio climático, me interesa particularmente trazar una relación que no es por lo general abordada con frecuencia. Me gustaría pensar sobre el cambio climático y la cultura. O mejor dicho, cómo el cambio climático afecta a la cultura y cómo la cultura puede ser una herramienta para la salvaguarda de aquellos bienes que se ven en peligro.


El cambio climático tiene que ver con migraciones de personas que escapan de condiciones climáticas que ya no son las que eran, tiene que ver con aumento gradual de la temperatura, tiene que ver con el nivel del mar creciente, con el descongelamiento de los polos, con las emisiones de CO2, entre tantas otras cosas que un experto podría narrar mucho mejor que yo y seguro más en profundidad.


La UNESCO ya ha advertido que los sitios declarados como Patrimonio Cultural de la Humanidad están en riesgo por el cambio climático. Cualquier catástrofe climática podría hacer desaparecer los mas hermosos monumentos y espacios patrimoniales tangibles de la humanidad. Uno de cada tres sitios naturales y uno de cada seis sitios del patrimonio cultural están actualmente amenazados por el cambio climático. La propia institución mundial dice que está trabajando para desarrollar las capacidades de los países y las comunidades para prepararse y recuperarse de los efectos y desastres relacionados con el cambio climático. Al mismo tiempo, quieren “aprovechar el potencial de la cultura para la acción climática, que aún permanece en gran medida sin explotar…El desarrollo de políticas públicas inclusivas para la acción climática a través de la cultura es otro paso esencial para avanzar en una agenda climática global compartida”.


Lo intangible también está en riesgo. Las migraciones de poblaciones originarias, que ya no pueden sostener sus hogares en sus tierras, terminan en grandes ciudades en las que su identidad, y por ende sus culturas, son más vulnerables y corren riesgo de perderse. Se pierde el bienestar compartido, la pertenencia y lo simbólico de los vínculos sociales.


Todo eso, es parte de la cultura, como hacemos lo que hacemos es nuestra cultura y vaya si es afectada por el cambio climático cuando algunos ya no pueden hacer lo que hacían como lo hacían.


En las industrias creativas ya han comenzado a suceder, algunos impulsados por la pandemia, experiencias que se traducen en un grano de arena en la lucha contra le cambio climático. En el audiovisual directores ubicados en Los Ángeles dirigen viendo el rodaje en Montevideo a través de alguna plataforma de conexión virtual. Aquí sus asistentes desarrollan lo que les van pidiendo y desde el otro lado, en otro país, el director tiene acceso a imágenes de altísima calidad como si lo viera en el monitor en el set de rodaje.

En moda, le upcycling es una tendencia cada vez mas presente. No se puede seguir produciendo ropa de la manera en la que se produce y, por esta razón, jóvenes diseñadores están utilizando nuevos materiales, investigando en nuevas texturas mas amigables con el ambiente y reutilizando aquello que otrora terminaba en un contenedor de la ciudad.


El desarrollo de la tecnología y software específico para la docencia artística ha permitido en Uruguay, por ejemplo, que estudiantes de la Escuela Nacional de Música del SODRE accedieran a propuestas académicas con maestros radicados en Barcelona y que podían escuchar a estudiantes y darles indicaciones en tiempo real.


El desarrollo y el uso apropiado de las nuevas tecnologías aplicadas a las industrias creativas son la clave de un uso mas limpio donde la huella de carbono que cada uno deja pueda ser reducida, un mundo donde los viajes en avión no sean tan necesarios como antes, donde el consumo sea consciente y donde la cultura pueda aportar.


Cuando hablamos de cambio climático siempre terminamos hablando de fechas cercanas al 2030 o más como si no nos involucrara directamente. Si somos parte del problema, podemos ser parte de la solución. Ese futuro es un presente y tenemos herramientas y compromisos para evitar que cada día nos acerquemos mas a un mundo inhabitable o, lo que es lo mismo, sin culturas y sin identidades.


Martin Inthamoussu

Junio 2022



00






4 views0 comments

Recent Posts

See All

En las últimas semanas se ha instalado un debate bien interesante y que apunta, en varios sentidos, a un punto clave de nuestra labor. Rusia invade Ucrania el 24 de febrero y desde ese día hemos sido

El día lunes 21 de febrero se realizó el día nacional de Uruguay en la Expo Dubai 2020. La delegación uruguaya incluía al presidente de la República y varios ministros de su gabinete. Además de la com

Cartagena de Indias fue declarada Patrimonio de la Humanidad en la década de 1980. Antes de ese momento, los espacios del centro histórico se encontraban en muy mal estado. Luego de la declaración emp